Fortalécete

Herramientas para una trayectoria escolar llena de éxito y satisfacciones

¿Por qué a veces aun cuando te gusta mucho una materia no obtienes los resultados que esperas? ¿Cómo logran los alumnos más destacados tener éxito y a la vez tener tiempo libre para dedicarse a algún pasatiempo o pasar tiempo libre con sus amigos?

Si te has hecho estas preguntas, tal vez es momento de que recurras a unas herramientas muy útiles y valiosas, que, si te acompañan el resto de tu vida académica, harán de tu trayecto profesional en cualquier área que elijas, un camino exitoso y lleno de satisfacciones: LOS HÁBITOS Y TÉCNICAS DE ESTUDIO.

¿Qué son?

Los hábitos de estudio se refieren a la costumbre de estudiar con cierta frecuencia, de manera sistemática, estableciendo horarios o determinadas horas al día para enfocarse a la revisión y repaso de las tareas escolares vistas o por realizar.

Las técnicas de estudio son los procedimientos prácticos y específicos que se siguen para realizar una tarea o actividad determinada.

¿Cuáles son?

Algunos de los hábitos y técnicas de estudio que te harán el trabajo escolar más accesible y ameno son:

  • Contar con un buen estado físico y de salud. Es vital dormir las horas suficientes para tu organismo se encuentre descansado y con disposición para el estudio, así como tener una alimentación adecuada y balanceada.
  • Tener un lugar de estudio que cubra las condiciones básicas necesarias para promover la concentración y la comodidad: adecuada iluminación, ventilación, libre de ruidos y distractores, así como mobiliario donde se pueda tener una posición que propicie el estudio.
  • Organizar tu tiempo de estudio: es vital que establezcas un horario específico para realizar tus tareas y que estos de preferencia consistan en sesiones cortas de no más de 50 minutos, tomando pequeños descansos, para favorecer la concentración. También es importante que procures planificar con anticipación tus tareas y evitar dejar a último momento grandes cantidades de pendientes.
  • Aprender técnicas para recabar información, como son consulta de bases de datos, consulta en bibliotecas, realización de fichas bibliográficas y de trabajo, consulta de fuentes electrónicas.
  • Adquirir técnicas de estudio y repaso, tales como subrayado, elaboración de esquemas, mapas mentales, mapas conceptuales y elaboración de resúmenes.
  • Toma de apuntes de en clase, que consiste en aprender a tomar nota de las ideas y datos más importantes expresados o trabajados por tus profesores y compañeros, recabando la idea global, sin perder la secuencia de la clase.
  • Desarrollar tu memoria comprensiva, lo que significa retener y captar las ideas principales, evitando la memorización mecanizada.
  • Enfrentar exámenes y evaluaciones de manera positiva, con la mentalidad de que son oportunidades de aprender y probarte a ti mismo.
  • Elaboración de trabajos y proyectos, para que conozcas las estrategias para enfrentar actividades de investigación.
  • Desarrollar tus habilidades de lectura y redacción, a través de talles y cursos.
  • Tener una actitud positiva, de colaboración, tolerancia e iniciativa al enfrentar tareas en equipo.

Te garantizamos que, si desarrollas y practicas estas técnicas y hábitos de estudio, lograrás resultados que te sorprenderán, te harán sentir muy satisfecho y ¡seguramente tendrás más tiempo libre para complementar tu día con actividades recreativas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *