Involúcrate

Competencias socioemocionales para afrontar la adversidad.

En diversos medios de comunicación, observamos los sucesos desafortunados que suelen pasar nuestros jóvenes en la vida académica, familiar y social; uno de los más alarmantes es el alto índice de suicidios, ya que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) “en el año 2015 se colocó al suicidio como la segunda causa de defunción en el grupo de 15 a 29 años”[i]. Las causas son diversas, y la mayoría apunta al resultado del poco control de las emociones.

“Si existe una solución, ésta debe pasar necesariamente, en mi opinión, por la forma en que preparamos a nuestros jóvenes para la vida. En la actualidad dejamos al azar la educación emocional de los jóvenes con consecuencias, más que, desastrosas. Como ya he dicho, una posible solución consistiría en forjar una nueva visión acerca del papel que deben desempeñar las escuelas en la educación integral del estudiante, reconciliando en las aulas a la mente y al corazón”.[ii]

Es por ello fundamental que, desde la infancia, ustedes como padres trabajen con sus hijos para que desarrollen competencias socioemocionales y, sobre todo, es necesario, que comiencen por sí mismos, para enseñar con el ejemplo, con dedicación y amor.

A continuación, encontrarán las dimensiones donde se clasifican las habilidades socioemocionales que promueve el programa “Construye T” de la Secretaría de Educación Pública (SEP), con la finalidad de contar con información específica y de esta forma apoyarlos desde casa, con mayor precisión.

  1. Conoce T. Concentra aquellas habilidades que tienen que ver con la identificación, el entendimiento y el manejo de las propias emociones. Esta dimensión tiene dos vertientes, la primera está relacionada con el afluente de emociones que viven los adolescentes y la segunda se relaciona con el manejo de estrés para poder lograr sus metas.
  2. Relaciona T. Abarca aquellas habilidades que nos permiten llevarnos mejor con los demás, tales como la empatía, la escucha activa, o la resolución de conflictos interpersonales.
  3. Elige T. Aborda las habilidades que permiten una toma de decisiones reflexiva y responsable, como la generación de alternativas, el análisis de consecuencias que deriva de las diferentes opiniones y el pensamiento crítico.

Formar el carácter de los jóvenes basado en competencias socioemocionales, no es tarea fácil; se necesita paciencia y trabajo constante, sin embargo, si directivos, profesores, padres y madres, trabajamos en conjunto, les otorgaremos las herramientas necesarias para enfrentar la adversidad. Apoyemos a los jóvenes a tener una vida responsable y feliz.

 

 

[i] Datos estadísticos de INEGI, septiembre 2017.

[ii] Inteligencia Emocional.  Daniel Goleman 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *