Involúcrate

¿Adolescencia? ¡Qué miedo leer este POST!

“La educación oficial no te enseña la educación en el amor […], en el respeto del otro, en el respeto de ti.”
Francoise Dolto

¿Qué es lo primero que piensas cuando mencionamos la palabra “adolescencia”? ¿piensas en rebeldía? Quizás en ¿Problemas?, ¿Crisis? …Y es que efectivamente la adolescencia es una etapa de crisis dónde algunas cosas mueren, como la infancia, pero muchas otras nacen como nuevas oportunidades, nuevos objetivos, nuevos retos y por supuesto un nuevo sentido de vida.

El paso a la adolescencia es un momento maravilloso en el que los jóvenes se descubren a sí mismos y en el que resulta fundamental escucharlos y hacerles sentir que nosotros, orientadores y padres, estamos para darles todas las opciones; no necesitan que les facilitemos la información tal y como nosotros la vemos, sino, mostrarles la diversidad de caminos que pueden elegir, y comunicarles sobre los beneficios e inconvenientes de cada uno de ellos y es por esta razón que debemos estar informados para cuando llegue este momento.

En un estudio realizado por la UNAM en el 2014, se encontró que, los conflictos familiares y la falta de comunicación con los padres son los obstáculos principales que los adolescentes enfrentan para lograr sus objetivos personales y profesionales.  Sin embargo, podemos trabajar en conjunto, entre orientadores y padres para dotar a los adolescentes de herramientas que les faciliten el camino.

Pero antes de transmitir nuestra sabiduría a los adolescentes, es importante que reflexionemos sobre los siguientes 8 puntos, con la finalidad de tener otra percepción de la etapa de la adolescencia (Isabel López y Gonzalo Aza Blanc, fundación Bertelsman):

  1. La adolescencia no ha de deshacer la convivencia familiar, sino que debe entenderse como una transformación.
  2. Cuando son niños el cariño y el apoyo de los padres es fundamental. A partir de la pubertad, su importancia es igual o superior.
  3. Los adolescentes en la construcción de su identidad buscan, en algún momento, ser diferentes a los padres. Esto les ayuda a crecer.
  4. Que los hijos intenten “romper” con nuestras ideas, no se debe tanto a llevar la contraria, sino que lo hacen para establecer esa diferencia con el fin de crearse una imagen de sí mismos distinta.
  5. Es muy importante mantener abierta una vía de comunicación, no de sermón sino de escucha.
  6. El dialogo con los hijos es una gran herramienta para la tarea educativa y será el principio de una buena relación entre adultos.
  7. Si tomas todas las decisiones por él estaremos ahorrando tiempo, pero no le enseñaremos que es capaz y que puede elegir, que se trata de su propio camino.
  8. Tomar decisiones sobre un futuro incierto da miedo, es normal; sólo tenemos que ayudarles a evaluar los escenarios y avanzar, pero por su propio camino.

Adicional debemos reconocer que los intereses de los adolescentes también cambian: ir al parque, al cine o al teatro, constituían parte de los planes familiares. Todo se hacía en familia, porque, para los niños papá y mamá son casi todo lo que pueden necesitar en la vida. Pero los adolescentes necesitan su grupo de amigos, ser aceptados, salir con sus amistades y alejarse un poco del contexto familiar (Joseph Knobel Freud, 2015)

Y, sobre todo, ofrecer aceptación y respeto por las decisiones que tomen los adolescentes, aun cuando no sean del agrado o coincidan con nuestras preferencias o deseos. Es muy importante entender que enseñarles a los adolescentes a fundamentar sus decisiones sin que ello signifique cuestionarlos.

Proveer a los adolescentes de un espacio de soporte, respeto, aceptación e interés genuino serán la mejor guía para que como orientadores y padres, encontremos las mejores herramientas para apoyar a los adolescentes en esta tan importante etapa.

2 thoughts on “¿Adolescencia? ¡Qué miedo leer este POST!

  1. El Rol de Papa (divorciado) es dificil cuando la comunicacion falla entre padre e hijo, me ha sido dificil entablar una comunicacion en forma de dialogo con mi hijo, mi comunicacion con mi hijo parece solo un monologo de mi hacia él, mi metodo ha sido plantear reflexiones sobre mi punto de vista de como ser buena persona y en el futuro ser autosuficiente en la vida, he comentado con mi hijo que las emociones (amor, alegria, tristeza, enojo, y miedo) todos los seres humanos las tenemos y el poder identificar el momento en que las sentimos podremos manejar un poco mejor las etapas dificiles de la vida sobre todo cuando sentimos miedo, enojo o tristeza ya que estas emociones negativas son las mas comunes se nos presenta en situaciones dificiles, si alguien tiene alguna estrategia que quiera compartir de como hacerle para que mi hijo me comparta sobre que piensa se los agradecere

    1. Alberto, agradecemos tu comentario e intereses por mejorar la comunicación con tu hijo.
      Lo que me gustaría compartirte, de acuerdo a mi experiencia y trabajo con papás y mamás es que en diversas ocasiones resulta difícil “dejarlos crecer” y dejar que comiencen a tomar sus propias decisiones. No necesitan que les facilitemos la información “tal cual nosotros vemos al mundo”, porque ellos ya saben de sobra nuestra opinión, sino, requieren que les ayudemos a encontrar toda la información disponible y los diversos caminos que pueden elegir siendo conscientes de los beneficios e inconvenientes de cada uno de ellos, para que puedan reflexionar y llegar a sus propias conclusiones.
      Confiar en ellos es primordial, les permitirá sentirse seguros de sí mismos, al mismo tiempo que se sentirán que estamos detrás de ellos por si necesitan que los sostengamos.
      Te puedo recomendar el libro de “Es que soy adolescente… y nadie me comprende” los autores son Carlos Goñi Zubieta y Pilar Guembe Mañeru.
      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *